Método record para el desarrollo rápido de la memoria (1967)

Autor: Prof. L. Jean

Las similitudes de este libro con el comentado en la entrada anterior (véase Desarrollo rápido de la memoria) no se limitan al título: se publican por las mismas fechas -éste unos años antes- y transitan ambos por los mismos derroteros; la coincidencia en algunos puntos es tal que sospecho que el autor italiano más de una vez tomó este libro como referencia (hay una primera edición en italiano, Metodo Radar per lo sviluppo rapido della memoria, de 1960).

El desconocido prof. L. Jean (ni siquiera he logrado averiguar a qué nombre corresponde la inicial L.) parece ser de la vieja escuela, su planteamiento es muy similar al de autores de las primeras décadas del siglo XX. Con esta obra busca un libro “práctico” que permita mejorar la memoria, pues no considera ésta como un don, sino como algo que puede ejercitarse si se tiene voluntad.

Dividido en dos partes, en la primera -con diferencia la más extensa- tratará toda suerte de temas relacionados con la memoria. Por destacar algún detalle, llama la atención la simpatía del autor por temas ocultistas y, aunque sin comprometerse, aparecen términos como la radiestesia, clarividencia, espiritismo, etc. También es llamativo que al hecho natural de memorizar lo llame “función mnemónica”, sin que este expresión tenga implicación alguna con las técnicas de memorización. También aparecen capitulos típicos de la “educación de la memoria” y con claras influencias de la “mnemotecnia racional”.

La segunda parte, bastante más breve, está formada por tan solo dos capítulos de índole práctico. En el primero se proponen toda una serie de ejercicios orientados a mejorar ciertas facultades que redundarán en una mejor memoria natural. Entre algunos previsibles, como el destinado a mejorar la capacidad de observación, se mezclan otros más singulares, como la respiración a determinados ritmos.

En el último capítulo aparecen finalmente las técnicas de memorización. Y es que el autor reconoce cierta utilidad a la mnemotecnia en tanto que, en efecto, facilita el recuerdo, pero se trata de algo secundario ya que no aprovecha para mejorar la memoria natural que todos poseemos. Así, de pasada, como una curiosidad, presenta algunas formas de poner en práctica las técnicas de memorización clásicas, entre las que reconocemos el método loci, el método de la cadena, el sistema número/figura (al que denomina “de Herdson”), acrónimos, etc. No incluye el código fonético o sistema número/letras, e insta al lector interesado en estas técnicas que busque en las librerías otros líbros más específicos dedicados a esta materia.

Un título, en definitiva, interesante; mezcla valiosos consejos con otros más “heterodoxos” y en lo que a mnemotecnia respecta, bien, algún buen ejemplo pero poco más, no trata la materia con extensión.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s